En Colombia solo hay un 3% de aplicación en NIIF

Gabriel Gaitán León y Marisol Ángel Cubillos, conferencista y organizadora respectivamente del evento.

En el país solo un 3% de las empresas han aplicado las Normas Internacionales de Información Financiera, NIIF, modelo exigido por el gobierno nacional y cuyo plazo de implementación se encuentra tan cercano que se teme que muchas compañías no alcancen a operar bajo estos parámetros en el momento de entrada en vigencia, perdiendo de esta manera participación en mercados internacionales.

La alarmante cifra fue dada a conocer por Marisol Ángel Cubillos, especialista en Derecho Tributario de la universidad Externado de Colombia, y Gabriel Gaitán León, socio de G & G Intergral de Consultoría, quienes ofrecieron una conferencia sobre la aplicación de este esquema requerido por la ley en Colombia.

“En el país solo el 3% de las empresas operan bajo o han empezado a aplicar las NIIF, y de este porcentaje se estima que un 40% se ubica en Bogotá. Por otra parte, en el Quindío, que tengamos información de empresas que estén aplicándolas, solo sabemos del caso de las compañías de servicios públicos, y eso porque hubo una norma especial específica que incluía este componente. Lo preocupante del asunto es que el 1 de enero de 2015, fecha establecida para que entre a regir el esquema nuevo los bancos y los proveedores y clientes internacionales empezarán a solicitar información bajo la norma, lo que llevará a que las relaciones comerciales se empiecen a cerrar”, señaló Ángel Cubillos.

Para la especialista, el símil más cercano sería el de la expedición de la nueva cédula, la cual, luego de cerrar el plazo para su renovación, empezó a ser exigida para hacer transacciones bancarias, trámites legales y notariales, y demás operaciones.

Las NIIF o International Financial Reporting Standards, IFRS, fueron creadas en 1989 por el International Standards Account Board, como un marco de referencia que permite comparar estados financieros de dos o más compañías de diferentes naciones sin la necesidad de ‘traducir’ de un sistema a otro la información.

“En Colombia fueron contempladas por la Ley 1314 de 2009, con lo que el país entró en una lista de más de 200 naciones que se encuentran sujetas a aplicar el modelo. No es un capricho ni algo que se inventó de un día para otro, es un ordenamiento global que permitirá hablar un mismo idioma de tal manera que la transparencia y confianza en las cifras sea óptima”, indicó Gaitán León.

El conferencista señaló que por sus implicaciones, las Niif afectan no solo la parte contable, sino la administrativa, la financiera, y el modelo de negocio en general, por lo que es motivo de inquietud el hecho de que el empresariado colombiano presente una actitud tan pasiva, sobre todo en un momento en el que se han firmado ya acuerdos comerciales y Tratados de Libre Comercio con otras economías o se adelanta su suscripción.

Un tema de inmediata aplicación

Gaitán León ilustró cómo la ley colombiana estipula el proceso de implementación de las NIIF, fijando plazos perentorios para la adopción de las normas.

“El decreto reglamentario incluyó dos modalidades para que las empresas comenzaran a aplicar el modelo, siendo el primero, de manera anticipada y voluntaria. En este caso las empresas debían empezar a diligenciar su información financiera bajo los nuevos estándares el 1 de enero de este año y continuar con el modelo el siguiente año, para presentar la información de dos vigencias continuas, con el fin de comparar el comportamiento entre dos periodos”.

Sin embargo parecería que en el Quindío son poquísimas las compañías que habrían tenido en cuenta este plazo, caso en el que se tendría que adoptar las Niif dentro del segundo plazo, el obligatorio.

“En este segundo lapso se debería arrancar con el diligenciamiento de la información el 1 de enero de 2013 y terminar con el segundo periodo el 31 de diciembre de 2014. Esto permitirá que las compañías puedan presentar sus estados financieros a tiempo de acuerdo con el plazo determinado por ley”.

El conferencista reiteró que, aparte de la regulación propia del mercado —que cerrará las puertas a quien no esté operando bajo la figura—, hay que tener en cuenta las sanciones dispuestas por la Ley 222, conocida como la reforma al Código de Comercio.

No obstante, ambos especialistas coincidieron en que la implementación de las Niif puede llevarse en promedio un mínimo de 24 meses, por lo que el plazo para cumplir con la norma estaría alarmantemente cerca. Al respecto Gaitán León fue enfático en la corresponsabilidad frente a la poca sensibilización y capacitación por parte de varias entidades relacionadas con la actividad.

“Es claro que faltó un trabajo de difusión de instituciones como Mincomercio, las Cámaras de Comercio, la Dian o la Superfinanciera, y que estuviera a la medida de lo que se requiere para no perder competitividad y participación en mercados internacionales. Esto afecta no solo a los contadores públicos del país que se encuentran desactualizados y que perderán oportunidades laborales, sino a todos los profesionales y emprendedores”.

La percepción la compartió Ángel Cubillos, al afirmar que “las universidades deben entender que ya no están capacitando profesionales para Armenia o el Quindío sino para el mundo, y desde esa perspectiva es que debemos empezar a tener una visión de los profesionales que queremos, en todas las disciplinas. Hace falta que en el pénsum de estas instituciones se empiece a mirar a futuro y no dejar de lado temas de semejante magnitud”.

Fecha: Enero 27 de 2012

Por: Andrés Felipe Mejía Álvarez, Periodista para La Crónica del Quindío

Citado de: LaCronicaDelQuindio.com

 

Noticias y Recursos